Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!!

 

Como dice la frase histórica, “técnico que debuta gana” y vaya que si ganó el merengue, sus dirigidos le dieron la mejor recepción a Silvio Mangiaterra y se despacharon con un contundente 4 a 1 en el Ceferino López. La víctima fue Carlos Dose, que fue ampliamente superado por el local y en el 1er acto, la historia estaba liquidada.

En un primer tiempo memorable, uno delos mejores de los últimos años, Chañarense no le dio opción a la visita, porque lo maniató en su juego, sin desesperarse, pero teniendo la pelota, creando desde la mitad con Guerrero y juntándose con Pereyra, le brindaron el abastecimiento necesario a Ezequiel Bustos y Fernando Rosales, ambos de gran desempeño.

La primer alegría llegó cerca delos 15´, Ezequiel Bustos desenfundó su vaselina en un tiro libre en la puerta del área y liquidó al arquero del Dose, su derechazo se clavó en el ángulo derecho y con ello se abrió el partido. Tan sólo 5´más tarde, el mismo “Chaca” recibió de Guerrero, desairó al defensor izquierdo y sacó un tiro bajo y cruzado que el 1 intentó cachetear pero se le metió igual, 2 a 0 y más tranquilidad.

Hubo dos claras del Blanco para ampliar pero estuvieron cerca, primero, centro bajo de Bossa, Rosales anticipa y el baló le queda atrás, de espaldas intenta un taco pero atrapa el arquero. Un ratito más tarde, Bustos ensaya una chilena que fue un pase gol, Bossa llegó justo, definió y otra vez el 1 de cañada de Ucle se lo negó.

El equipo de Santamaríanova nunca pudo reaccionar, pelotazos aislados a Scarinci eran el intento, pero tanto Avalis como Sergio Rocha, quien debutó con la 2 merengue, pudieron doblegar sin mucho sobresalto. El blanco encontraría el 3er tanto en una jugada magnífica de Bustos por derecha, centro atrás y allí apareció Bruno Bossa que sólo tuvo que mandarla al fondo de la red.

Finalmente, Gabriel Saisi comenzaría a cerrarla historia, gran triangulación con Bustos, que lo dejó de cara al gol, “Manteca” encaró con el balón quedando cara a cara con el 1 y definió de zurda a un palo, otro verdadero golazo.

En el complemento, Bertero ingresó por Brennan que tuvo un fuerte golpe, pero tan sólo por prevención. Chañarense manejó la pelota e intentó ampliar pero ya sin tanta aceleración, llegaron más cambios para dar descanso y el partido se fue apagando.

La visita llegó al descuento después de que el juez cobre un forcejeo entre Saisi y Scarinci, el propio “Klisman” se encargó de descontar para el equipo azul, pero no hubo mucho más. Una buena tapada de Cristian Pallazini a Hereñú un rato más tarde y allí se quedaron todos los intentos visitantes.

El merengue ganó, gustó y goleo, un arranque ideal para afrontar el certamen con buenos aires. El plantel recordó con una bandera al querido Sebastián Ferrero en el inicio, y hubo un emotivo homenaje de todos los presentes; para él fue esta victoria.

Ahora una linda seguidilla de cotejos le espera al equipo de Mangiaterra. El próximo miércoles por la noche(22hs), en el “Felipe Priotti” de Berabevú, el blanco intentará seguir su paso triunfal frente a 9 de julio y el domingo, en el Ceferino recibimos a Independiente. Linda semana para acompañar a Chañarense en esta nueva ilusión.

RESERVA:

El merengue terminó con lo que había empezado. Hace 7 días, el blaco empezó ganando 1 a 0 con gol de Seba Parizzia, la lluvia impidió continuarlo y se completó el día domingo con dos tiempos de 20´. El blanco estiró la ventaja con Nicolas Bertaña y selló el triunfo con gol del debutante Facundo Della Pupa.

Los pibes el miércoles desde las 20hs, intentarán traerse de Berabevú nuevamente los tres puntos para prenderse arriba desde el comienzo. Todos temprano a ver el partido preliminar y alentar a Chañarense.

Aquí las espectaculares fotos del cotejo de 1era división, agradecemos la gentileza de Agostina Bolatti.