Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!!

Darío Mottura fue el conductor de aquel equipo brillante, que le dio la última estrella a nuestra institución. Controvertido, pasional y dueño de mil anécdotas, dialogó con nosotros para manifestar su sentimiento con Chañarense.

- Tus primero recuerdos del club…tu trayectoria futbolística

- “Nosotros teníamos equipos justo fue la época del peludo Cocciarini, salimos campeones todos los años; de 6ta, 5ta, 4ta, que dirigía “chichino” magnifica, 35 partidos sin perder, todo eso lo hizo el peludo, que hizo él? agarro y fichó todos jugadores del pueblo, independiente no tenia nada, le metíamos 12, 13, antes no podías jugar hasta los 12 años, el peludo revolucionó Chañarense, porque trajo 50 jugadores por categoría y eran muy buenos equipos me acuerdo la final con Deportivo, se la ganamos 13 a 0, después venían los pibes de arriba que eran buenos y al peludo no se le escapaban los pibes venían y después seguían jugando acá, me acuerdo de los dos chicos 2 años que el padre se había venido de gerente de banco acá y venían de venado todos los sábados a la mañana, a comer a mi casa y a dormir, el peludo hacia todo eso era muy vivo, y bueno después cuando vino Tatin en el 78 siguió con eso cañarense era campeón de todo, me acuerdo que ese año Chañarense salio campeón en primera, en reserva, en sexta y perdió la final en quinta o al revés, arrasó con todo ese año. Esos años eran brillantes ganamos todos los partidos, había muchos jugadores pero lo hizo todo el peludo solo. Porque el iba, traía, fichaba jugadores tramposo era, le escondía carnet a los otros era terrorífico. Yo empecé a jugar en el 75´, primer partido me echaron en cancha de Cafferatense, el pacha Madelon nos pego un baile nos gano solo el partido, ese es el mejor jugador que vi en la liga y jugué hasta que me fui a San José al regional, pero las inferiores de Chañarense eran muy buenas esos años 75´, 76´, 77´, 78´ hasta el 80 90 ahí se corta todo, se derrumbo todo sino hubiera seguido y hubiera tenido mucho éxito.

Yo siempre digo que cuando un equipo no entra, es muy difícil armar todo de nuevo, se hace difícil los jugadores dicen vamos a ver que pasa se desgasta a cañarense le paso eso en el 80´, hoy todavía paga las consecuencias del 80´, por jugadores dolidos que los dejaron en pelotas, yo quede enganchado porque tenia el ultimo año de quinta, ese fue un grosero error, se fue Donsanti perdieron la semifinal del 79´ y se abrió todo”.

- ¿Recordas la época en que jugaba tu papá, el gran “Farché”?

- “Yo tengo vestuario, a los 5 o 6 años viví dentro del vestuario de Chañarense, yo conocía a todos los jugadores de Chañarense, lo que si con lo que me gusta el futbol sabia de todos los equipos los jugadores, pero de verlo jugar a mi viejo no me acuerdo, era muy chico”.

- Hablando de tu etapa de técnico, y del campeón, ¿Cómo te inicias y cómo llegas al cargo?

- “Como técnico arranque en Chañarense, como no quise mas jugar, los dirigentes, antes no era como ahora, me dijeron como no te haces cargo vos que sos mas o menos amigo de los jugadores, en el 90´ perdimos la semi final teníamos un montón de jugadores de afuera, con deportivo perdimos uno a cero acá y allá ganábamos uno a cero y sobre la hora nos hicieron el gol, después yo me fui a Sporting en el 91´, después ayude a Di meola cuando vino en el 92 93, volví a Sporting y estuve en un par de lados mas. En 1999 caigo acá yo de un lado, que venia de Godeken y el gallego de Cafferata, el venía a hacer futbol infantil y yo futbol mayor, yo le dije dame una mano en el futbol mayor como profe y yo te doy una mano en futbol infantil, fue un año terrorífico, nosotros ponemos la renuncia arriba de la mesa en julio. De 12 equipos salimos 9nos, no clasificamos y no dábamos pie con bola, sabíamos cual era el error nuestro el arquero, que había tenido un año muy bueno conmigo en Godeken. Y bueno los dirigentes no aceptaron la renuncia y bueno entonces decidimos seguir y le pedimos a los dirigentes 2 jugadores, vino Ciani y Villalba y el equipo hizo un vuelco, se vislumbro el primer partido del clausura, con el campeón del apertura que fue alianza, de a partir de ahí les ganamos a todos, nos toco con independiente en cuartos, Arteaga en semis, Centenario en la final y Alianza final del año Y jugamos hasta enero.

- Vos decís en una declaración de un diario que Chañarense empezó a ser “candidato”, cuando Dámine erra el gol en el minuto 94´…¿fue tan así?

“Nunca fuimos candidatos de nadie, lo que yo nunca me voy a olvidar yo la gente de Chañarense la conozco nunca vi un consenso, sacando el 78´ que hacia 34 años que no éramos campeones, que fue una euforia, en el 91´ tenia un equipo brillante, se vislumbraba que iba a ser campeón, en el 99´ de arrancar 9º en el primer campeonato estuvimos un mes y medio sin jugar, entrenando, yo no me olvido cuando Alianza gana la final en Cafferata, yo puse la radio y los jugadores entrenaban con la radio y yo les dije vamos a ver si podemos jugar contra esos, no me olvido de eso. No éramos candidatos nadie nos daba nada, cuando nosotros tumbamos a Independiente nos dio un envión anímico tremendo, el que quedaba afuera estaba frito, yo eso no lo vi nunca, ahí la gente se volcó a favor del equipo hasta el más contra, y cuando nos toca la final con alianza el segundo partido que años atrás cuando perdías y empatabas de local ir a jugar de visitante la gente se caía, ese día no me olvido más Chañarense entró haciendo caravana antes del partido, la gente estaba enloquecida, que no nos ganaba nadie. Era un equipo que vos decías y… corre mucho y… mete mucho y… hay un arquero y… la defensa es dura te pegan eh, el equipo empezó a crecer volvió, Iván (Siutti) de una lesión después de 5 meses parado y fue la figura en la semifinal todos mejoraron y terminó siendo un equipo tremendamente duro, si en los play off, ninguno te gana es porque sos un equipo duro. Yo creo que empezamos a ser candidatos en realidad…. cuando con el “Gallego” nos miramos, estábamos en la cancha vieja de arteaguense cambiándonos y empezamos a escuchar bocinas miramos y era la gente de Chañarense enloquecida auto tras auto ahí nos dimos cuenta que éramos candidatos, que la gente confiaba mucho en ese equipo, vos después lo palpas yo voy a ver cañarense hoy y cómo esta la gente hoy es como estaba cuando empezamos el segundo campeonato. Cuando agarramos esa recta final anduvimos bien y cuando tumbamos a Independiente nos endureció del todo. Si te digo hoy cual fue la clave cuando Chañarense tumba el tejido porque era injusto que den 12 minutos de descuento, ese día el equipo hace “tuuuc” y la gente se contagia, locos así no los vi nunca, esa vez tumban el tejido de la impotencia y lo tumban porque querían salir campeón. Con el “Gallego” nos juntamos en la piecita y nos fijamos nos toca con Independiente… o terminábamos el año como lo empezamos, mal, o pegamos la escupida y acá no nos para nadie. La gente nos puteaba porque había muchos de afuera y no pasaba nada y entrenábamos como perro, una vez uno de los chicos me dice profe son las 12 de la noche…. y bueno eso fue lo que nos dio el empujón. Cuando pasamos a Iac, a partir de ahí jugaba cualquiera bien, cuando vos estas bien de la cabeza es así. No es lo mismo al equipo de hoy nosotros éramos mas duros de cabeza eran todos “cortos” (risas), Juan Gómez, los dos Villalba, Bambini, Gordillo, Juan Falappa, Aloatti, Iván… quien iba a asustarse con esos jugadores, eran todos camicaces. No me olvido nunca, 4tos de final con Independiente, cuando Aloatti dijo vamos a hacer la entrada en calor acá, atrás de la hinchada de ellos y vamos a entrar por acá, y nadie dijo nada quien iba a decir algo, te cagaban a trompadas esos jugadores, te mataban. Con Arauz y Aloatti se peleaban para marcar a calíbrese, era un equipo muy temperamental, no tenia mucho juego. Gordillo era el generador de futbol junto con Villalba el equipo no arrugaba no le tenia miedo a nada y los que recién empezaban Gabi, Lucas, Lisandro tenían un respaldo enorme, jugaban tranquilos”.

- Darío.. Comenta las sensaciones de salir campeón en el club de tus amores…a pesar de haber dirigido en otros equipos..

“Salir campeón con Chañarense es distinto, me tocó estar cerca en instancias claves con otros equipos, no tiene comparación con nada, yo salí campeón hace poquito en el clausura con Godeken, fue una gran satisfacción, se lo merecía, pero no lo viví como viví lo de Chañarense. Yo estaba eufórico y el “Gallego” feliz. Yo tuve y he tenido problemas con gente de Chañarense y no cambio para nada y el campeonato del 99´ no me lo quita nadie y tuve la mala suerte de no poder repetirlo….hasta ahora….Es algo irremplazable, muchas veces se me escapó la tortuga y pasé de técnico a hincha, es difícil, pero quién te quita ese orgullo de eliminar a tu clásico y de dar la vuelta con tu club, es lo máximo. No pude como jugador pero sí como técnico, de jugador entras pegas una patada o haces un gol y ya está, en cambio dirigiendo tenés que salir esperando que 11 tipos hagan las cosas bien y sufrís diez veces más y con tu equipo sufrís mil veces más y salir campeón con tu equipo se disfruta mil veces más. Yo no me olvido del momento, nunca, no me olvido del gol que erró Dámine, jamás… y jugando un partido hoy, ¿sabes como se me cruzan esas imágenes?. Yo después de salir campeón me acuerdo momento por momento, nos volvimos con el cuerpo técnico a 40km, tranquilos disfrutando, todos festejaban en la sede y nosotros a la pileta, porque lo queríamos disfrutar lo que habíamos logrado de enero a enero. Pasamos las fiestas jugando las finales. Si me preguntas con Sporting que jugaba Carrario, salimos campeones, sí, me acuerdo cosas, pero esto no me olvido nada, Cuando invadió la gente, el árbitro no nos dio bola, nos peleamos entre nosotros, los tuve que sacar para que no lo suspendan y termine bien”.

- ¿Cuál es el gol o los goles que más recordas?

- “Son dos los goles que más recuerdo, uno fue el que le hace el “gordo” Villalba a IAC en cancha nuestra, 4tos de final, desde la mitad de la cancha, nos da el pie para pasar a semis, ellos jugados en ataque, fue el que más grité, y el otro que no me olvido más es el segundo de la finalísima, de Sergio Villalba, que no lo grité porque estaba contraído, loco!!”.

- Una anécdota graciosa, divertida…

- “Una anécdota fue la de la lechuza. En la cancha apareció una lechuza de golpe, dos partidos antes que empiecen los cuartos de final, se paraba un día de la semana. Ganábamos, era cábala, contra Independiente el primer partido pasa rasando y el “Gallego” me dice, paso volando, empatamos, y así fue. La semana siguiente no venía y había un acto en la escuela técnica de graduación, el profe tenía que ir ahí, así que me fui a la escuela, le dije no aparecía, patie pelotas para las plantas, todo y no aparecía. Justo sale una mujer y me mira, y digo me está mirando fijo, y le dije a Luis, ahí está la Lechuza, mirá. Ganamos, o sea pasamos de ronda y tuvo que ir todos los viernes pararse en el parque mirando al arco que da los libustrines como si fuera una lechuza. Salimos campeones, mirá como es el fútbol y las cábalas.

Después hay otra, estábamos haciendo un ejercicio en un entrenamiento con conitos, y me llama el gallego, me hacía señas, había que sentarse agacharse y cabecear, lo estaban haciendo Juan Gómez, Anchaval y “Papijo” Villalba, no entendían nada, dice no me hacen las cosas bien y le digo que calificación le ponemos? Y me dice 0 a los 3 y Juan lo reconoció… después hay mil más”.

- Amigos del fútbol….

- “Amigos del fútbol tengo un montón, los jugadores que venían cuando yo jugaba, paraban en mi casa, Comían ahí; El “bocha” Jiménez, Walter Fugante, José “Mago” Pagani, René Giovachini, era profe, esos son los más amigos. Hoy nos seguimos viendo, el rótulo con el jugador ahora siendo técnico no es el mismo, el “Mauri” (Ciani) hoy es como un amigo, como un hermano menor, Mauro Evangelista lo mismo, también dirigentes…pero el “Gallego” Mújica fue el amigo más grande que me dejó el futbol, va a ser mi amigo toda la vida”.

- ¿Qué es para vos Chañarense?

- “Si yo te digo en este momento, después de los quilombos que tuve, no va a dejar de ser lo que es para mi, hay gente que por ahí piensa que soy un hdp, así es mi laburo, yo quiero ganar, pero no voy a cambiar, que la gente piense lo que quiera, el hincha caliente va a ser igual que yo, no tolero el paso de la puteada a la agresión, pero yo no voy a cambiar el color de mi sangre, para mí Chañarense es mi casa y va a ser siempre mi casa y hace 10 años que estoy exiliado, pero nada va a cambiar, no pude ir por un tiempo, hoy mis hijos juegan ahí, si bien nadie me prohibió la entrada, yo para evitar roces no iba, pero ya fui hace poco y el club tira, pienso dirigir mucho tiempo más, de los 5 años fue mi casa y por el destino dejé de ir, para evitar roces, pero nadie me va a hacer dejar de sentir lo que yo siento, es mi segundo hogar y punto. Hay cosas también, el diario hace que se digan cosas y es un negocio, y termina perjudicando cosas. Me puede buscar cualquier club, pero nunca iría a Independiente. Yo no estoy pero sé más de que algunos que están, sin pisar el club, como ami me gusta y yo quiero, averiguo y termino sabiendo…El primer amor no te lo quita nadie, yo hoy todavía aporto para el club”.

- Con respecto al libro del Centenario, Darío finalizó: “Me gustaría que figure gente en el libro que sea de todos no para todos, sino DE todos, el contra, el malhumorado, el que jugó siempre mal, el que nunca juguó, todos son Chañarense, que nadie quede inmerso, yo tengo un espacio porque fui campeón, pero aquellos que aportaron cosas sin ganar o sin tener un cargo tiene que estar. O el que le hizo 3 goles a un equipo de ronda no tiene el mismo respaldo que el que lo hizo en la final, todos hicieron a Chañarense grande, lo único que le falto es que salga campeón mas seguido, un club como este, cada 5 años tiene que salir campeón esta institución”.