Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!!

Es inevitable preguntar por él, un hombre tan recordado, cuando uno le pregunta a la gente más grande quienes fueron los mejores de la historia, sin dudas uno de los primeros que te dicen, Lángara, un mariscal cómo pocos. El gran Ernesto Gariglio fue contactado por la Web merengue y nos dio su testimonio.

- ¿Cómo son sus inicios en Chañarense?

- En mi casa éramos ocho hermanos, tres eran de Independiente y cuatro de Chañarense. Yo el más chico, empecé el baby en la Sociedad Italiana con “Pancho” Galetto y al poco tiempo empecé a ir a la cancha, allí supe que quería ser merengue.

- Coméntenos su trayectoria futbolística

- A los 14 entré en la reserva y a los 15 ya jugaba en primera, nunca voy a olvidar que el gran Emilio Giraudo le dijo a la comisión, me retiro, le dejo el puesto a Lángara, te imaginas en primera? Y nada más y nada menos que en Chañarense.

Un domingo después de un partido, se presentó un señor, Rodríguez de la Cruz, era lo que ahora se dice manager, habló con la comisión y pasé a ser jugador de él. Me llevó a San Lorenzo, jugué unos partidos uno de ellos fuimos a Santa fe, a inaugurar la luz de la cancha de Unión, con nosotros fue también Sanfilippo.

Un día me dijo el representante, nos vamos a Chile, precisamente al Everton de Viña del Mar, estuve poco por razones familiares y me volví a Chañar a jugar otra vez en mi querido club. Pasaron varios años, hasta que me encontré con mi amigo Cacho Baiochi, que jugaba en el club Avellaneda de Venado Tuerto; me probaron me pusieron en el primer partido. En ese club también había una gente bárbara, estuve varios años y fui siempre capitán del equipo y de la liga.

- Coméntenos algunos amigos que te dejó tu paso por el club… menciónenos algunos

- Mis queridos amigos son casi todos jugadores, desgraciadamente los tan queridos como “Moscato” Macarini, el “Turco” Amado, “Poto” Cavaglia, el “Pelado” Garetto, ya no están, para mi se fueron a jugar a otra liga, siempre los recuerdo a todos mucho. Gracias a dios están “Cachi” Siutti, “Puni” Cavaglia, Alfonzo Sacco, entre otros.

- ¿Cuál es el partido que más recuerda defendiendo esta casaca?

- Una vez jugando contra Sporting, la policía me saco de la cancha. En una jugada de la derecha salí a cruzar al rival, trabé tan bien la pelota que cayó, luego se levanté e insultó a mi vieja y le pegue una trompada, me saco la policía, que cuando llegamos afuera del club me dijo ?”raja a tu casa que no te vean”, pero esperé que termine el partido.

-  ¿alguna anécdota que tenga presente relacionada a su época en el club?

- En cada partido el “Pelado” Garetto, “Quinto” Bedetti y “Baña” Cavaglia salían en mi defensa, porque me veían tan chico, que todos me querían pegar.

- ¿Cómo se siente a la distancia el amor por esta camiseta?

- Estoy recordando a mí querido Chañarense, tener la blanca puesta es especial, no se siente igual con otra camiseta, vestido con ella puse el cuerpo, el alma, y el corazón por eso recuerdo tanto a mi querido club.

- Además del fútbol, ¿participó de otras actividades en el club? además de deportivas, o tareas de trabajo…

- Sí, además de jugar, en el club pase música y propaganda en una especie de propaladora que teníamos en aquellos años.

- ¿Cómo se vivían los clásicos frente a Independiente en su época de jugador?

- Los sábados a la noche ya empezábamos a vivir el clásico. En la sede el domingo a la mañana nos palmeábamos y abrazábamos dándonos ánimo para la tarde, era hermoso. Ahora recordamos esos momentos hablando por teléfono con mi amigo “Eco” Álvarez, que vive en Arias y tiene sangre blanca como yo.

- Finalmente, la pregunta que le hacemos a todos los entrevistados… ¿Qué es para usted Chañarense?

- ¿Qué es para mi Chañarense?, una de las épocas mas lindas de mi vida, me  dio un montón de amigos, y muchos momentos lindos… NACÍ MERENGUE Y VOY A MORIR MERENGUE. Saludos a todos desde la distancia.