Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!!

 

 

Chañarense derrotó a Independiente por 2 a 1 en el partido revancha de las semifinales del Torneo Apertura. Lamentablemente el blanco no alcanzó la diferencia necesaria para pasar, pero tuvo en aprietos a su rival hasta el último minuto, creó cientos de situaciones y estuvo muy cerca del objetivo. El blanco ganó el 2do clásico del año, la gente aplaudió de pie el esfuerzo.

Se sabía que la cosa era difícil, se sabía que pocos confiaban en que se podía, nuestros muchachos se encargaron de demostrar que lo del domingo anterior quedó enterrado y que el honor y el orgullo de Chañarense, sería defendido con la vida, dentro del campo de juego visitante.

El equipo de Silvio Mangiaterra salió a comerse vivo a su clásico rival, sin dejarlo respirar, literalmente. Con presión y juego por el piso, el equipo comenzó a llegar, sin desesperación pero con empuje y garra, Rosales y Bustos más movedizos que nunca, recibiendo y buscando en todo momento, con el gran aporte de los volantes.

La primera clara la tuvo Rosales, que desde lejos ensayó un remate potente para ir avisando, Arzuaga contuvo. El 7 merengue tendría otra, después de una muy buena maniobra del “Chaca” que Fernando recibió fuera del área y su remate con el desvío de un defensor se fue besando el poste. Un rato más tarde, Bustos tuvo un tiro libre bien enfrente del arco que paso besando el travesaño, promediando la mitad del tiempo.

Independiente tan sólo tuvo una jugada en todo el 1er tiempo, fue la que derivó en un tiro libre dentro del área, el famoso “penal con barrera”, luego de que el juez Cuello considerara un quite de Avalis que tomó Palazini, como pase atrás. El mismo “Pala” en gran acción desvió el remate a quemarropa de Rosetti y el coreano no volvería a crear más.

El complemento estaría plagado de emociones, el blanco no sólo que mantuvo todo lo que mostró en el inicio si no que redobló la apuesta y lo mejoró, todos se potenciaron y de movida, a los 6´, Chañarense encontró la ventaja; córner rápido, toques entre Guerrero y Bustos, Ezequiel envió el centro, rechazado a medias por Nuñez, el rebote lo tomó Joel Yasich que no dudó y la mandó al fondo, merecida ventaja que invitaba a soñar.

El local siguió dentro de su confusión y se fue replegando atrás, el merengue con muchísimo amor propio y corazón fue por más. 26 minutos, tiro libre de Yasich que reventó el travesaño y un rato más tarde, una buena escapada de Pereyra hizo estirar a Arzuaga que dio rebote y otra vez el “Enano” Yasich como en el gol disparó, pero esta vez el 1 local tapó increíblemente.

Chañarense tenía con qué, iba y ahogada al local que comenzó a hacer cambios para ver si de contra lograba salir del agobio rival. A los 37´el equipo del “chivo” ampliaría ventajas; Rosales la pica habilitando al Eze Bustos que guapeó con Núñez y mano a mano la tocó a la derecha del 1 que nada pudo hacer, 2 a 0 y 10 minutos a morir.

En el equipo de Ribonetto era todo desconcierto, intentando rechazos lejanos y esperando que el tiempo pase., a los 40´, Pereyra envió un buen pelotazo para Rosales, Fernando la puntea por arribas de Arzuaga y Cesano en la línea, salva lo que era el 3er gol merengue.

En la última del partido, Rosetti picó en un pelotazo y Palazini en su afán de rechazar le comete penal que el 9 cambió por gol y finalizó la historia. Final de una batalla que el Blanco ganó, pero no le alcanzó para avanzar a la final.

Pecho erguido, orgullo intacto por estos muchachos, que en propia cancha coreana, arrinconaron a un equipo tibio que por momentos se relajó y pudo pagarlo caro. El merengue defendió su honor, mostró reponerse de las fallas pasadas y dejó el alma. Seguramente vendrán momentos de mucha alegría en corto plazo con estos ENORMES MUCHACHOS.

FUERZA COLO:

Párrafo aparte, los muchachos del plantel merengue ingresaron a jugar el partido con una bandera con la leyenda “Fuerza Colo, Estamos con vos”, en forma de apoyo al compañero Martín Ugolini y su señora que están pasando un mal momento. Desde nuestra institución nuestro más sincero apoyo y acompañamiento.