Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!!

 

El merengue cayó por la mínima diferencia en Cafferata por la segunda fecha del Torneo Apertura de la L.I.F. Chañarense estuvo en desventaja desde el comienzo y no pudo torcer la historia en todo el partido.

De movida el partido se presentaba parejo, Zarantonello paró los mismo 11 que vencieron muy bien la semana pasada a Alianza. Enfrente Cafferatense venía de un empate y se hace fuerte en su reducto. El trámite era muy parejo, así lo fue durante todo el primer acto.

Corrían 18´en el reloj cuando no había sucedido demasiado y después de una falta dudosa que sancionó el juez del encuentro, Desábato le colocó un centro perfecto en la cabeza a Quiroga, que liquidó a Cambursano abajo del palo derecho. Ventaja para el equipo de Raschetti, que hasta el momento no había tenido acciones claras.

Chañarense sintió bastante ese golpe y le costó acomodarse de vuelta, pero poco a poco fue ganando en el terreno, sobre todo por izquierda, con un incansable Bossa que le hacía de ayuda a Sejas para enarbolar los desbordes, pero ni  Sosa ni Rosales llegaron a conectar.

Un par de cabezazos tuvo el merengue a diez de la finalización de la etapa inicial, pero no fueron claros y Valloire descolgó otros tantos. El local comenzaba a pararse poco a poco bien en defensa y hacía bastante complicada la penetración de los volantes y delanteros de Chañarense.

El complemento se disputó en una sola mitad de cancha, la del Funebrero, Chañarense fue en todo momento dueño y señor de la pelota, siendo permanentemente una amenaza, pero sin ser claro al frente del arco. Sosa las peleaba por izquierda, pero se encontraba un tanto solo y fuera del área perdía peligrosidad.

Las chances más concretas fueron cuando Sejas se lo propuso, el 10 merengue ganó por derecha un par de veces, en la primera el “Pampa” no llegó a conectar un centro alto, en la segunda, Fernando Rosales tuvo en sus pies la pelota pero se enredó y la jugada terminó diluyéndose.

El entrenador movió el banco e hizo ingresar a Lazo primero y Pérez posteriormente para darle aire al ataque, pero la defensa de Cafferatense estaba muy férrea y por momentos era imposible embocar el balón dentro del área.

Los minutos fueron corriendo y el partido se fue muriendo con un Chañarense siendo más, pero con ideas inconclusas. Era un empate clavado por como se dieron las circunstancias y más si salía el tiro del final, después de un nuevo desborde de Lucas Sejas que dejó a Rosales de cara al gol, pero este pifió y el revote le quedó a Lazo que remató y justo fue tapado por Domínguez.

Fue derrota, lamentablemente el invicto duró poco, pero fue un mal paso nada más y hay que pensar de inmediato en Centenario, que el rival del próximo domingo en el Seferino López, allí el merengue deberá demostrar que el tropezón de este domingo no modificará lo demostrado en la primera fecha ante Alianza, para no perder pisada a los primeros puestos.

Equipo: Cambursano, Bossa, Cocchis, Turletti, Saisi; Santuchi, Piermatei, Attolini L., Sejas; Sosa y Rosales.

Suplentes: Pallazini, Pérez, Attolini J., Yasich y Lazo

 

Escuelita: La Tarde comenzó negra

El merengue cayó en cuarta división también. Desde temprano los chicos no tuvieron una buena tarde y en las dos únicas acciones claras que tuvo el local, convirtió. Fue 2 a 0 y a otra cosa.

Fue un domingo negro para el merengue que no generó lo mismo que el domingo anterior. A levantar la cabeza y trabajar en la semana, para recuperar el futbol perdido y volver a la senda de la victoria.

Equipo: El equipo: Renzi, Valetti, Castro, Bizarri, Ferrero; Yasich, Bertero T., Moretti, Merlo; Copioli y Chiviló

Suplentes: Cordero, Ghergo, Saucedo, Bertero L., Parizzia