Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!!

 

El merengue igualó 0 a 0 el clásico frente a Independiente por la última fecha del torneo Clausura de la L.I.F. y quedó en el camino por la clasificación a cuartos de final. El merengue lo buscó y luchó siempre, pero no pudo quebrar el arco rival.

De movida el partido fue como todo el mundo pensaba; trabado y disputado, mucha lucha en el medio y pocas llegadas claras. En todo el primer tiempo, tan sólo se pueden sacar en claro una llegada por equipo. La que tuvo Jara promediando los 20´en la visita y una gran jugada colectiva entre Sejas y Pereyra, que terminó en la cabeza de Rosales, quién hizo estirar a Quinteros.

Poco a poco se fue cayendo en el pelotazo de ambas partes. No hubo mucho juego y las pocas llegadas, se terminaban dilucidando por las férreas defensas de ambos equipos. Fue un juego con mucha concentración, en donde la pelota no recibió un gran trato.

El complemento iba a ser muy similar en el comienzo. Más lucha que juego, pero con el correr de los minutos, Chañarense, obligado a ganar para pasar, fue a buscar y la visita que se replegó bien en defensa apostaba a la contra, Con Pallaro y Protti y tuvieron un par de ocasiones, que dejaron a Jara cerca del gol, pero el 9 lo desperdició 2 veces, primero sólo rematando arriba del travesaño y después con un cabezazo a las manos de Pallazini.

El merengue iba con Pereyra y Sejas, pero caía mucho en el roce y el choque y eso hacía las cosas complicadas. El mismo Emanuel tuvo una clarita cuando Rosales lo dejó cara a cara con Quinteros, pero el 1 resolvió bien en dos tiempos.

Comenzaron a llover los centros a 15´del final, Zarantonello movió el banco y era todo de Chañarense. Bertero lo tuvo de cabeza a la salida de un tiro de esquina, pero el 1 coreano estaba en su tarde y pudo retener.

A los 40´, Santuccio recibe de la izquierda y mete un centro de tres dedos para Fernando Rosales que picó en punta a su marcador y metió un cabezazo que iba bien pero terminó en las manos de Quinteros otra vez.

En una de las últimas del partido, centro de Pereyra, mano de Casado en plena área chica y le queda el rebote a Bertero, que no define bien y la jugada se diluye. El juez del encuentro de aceptable actuación, juzgó que la mano no fue con intención.

Finalizó el partido, finalizó el año para el blanco, que fue más que el rival y tal vez mereció mejor suerte, pero la eliminación se paga por perder puntos fundamentales en fechas anteriores. Habrá que hacer balances, dejar pasar los días y ver como continúa esta historia.

Reserva: Mal paso

El merengue cayó 3 a 0 frente a Iac. Ahora sólo queda levantar la cabeza y hacerse fuerte en el ida y vuelta por los cuartos de final el próximo fin de semana.