Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!! Nosotros somos Chañarense!!!

Los inicios del deporte, con su primer y única cancha por ese entonces, ubicada donde actualmente se halla emplazado el salón de fiestas, datan del año 1936, estimativamente. Los materiales componentes del piso de la citada cancha distaban mucho de los actuales, ya que los flejes delimitantes de la misma se construían de cemento con un ancho de 4 a 5 cmts y la superficie del juego la constituía una grazna de ladrillo rojo de minúsculos terrones, lo que obligaba a un mantenimiento de nivelación constante, para que la altura de ellos la equiparara con la de los flejes de cemento y conservara una carpeta medianamente lisa para el desarrollo del juego.

Por entonces este conservaba su denominación inglesa de “Lawn Tennis”, tal como venían los manuales de enseñanza del mismo. También en lo referente a la vestimenta de los jugadores, lo tradicional -además del color blanco- era la usanza de pantalones largos de telas livianas, tanto para varones como para mujeres, aunque estas se estilaba también el uso de blusas con falda larga. Para ambos sexos el calzado era, zapatillas de lona blancas y zoquetes al tono. Los elementos de juego lo componían las raquetas de madera de aros reducidos, de un peso muy superior a las actuales donde se destacaban las marcas Whirwilh y Dunlop, con encordados de tripa de gato y una prensa que ayudaba a mantener la tensión de los mismos. También Dunlop eran las balls de color blanco únicas por entonces (las amarillas surgieron mucho después y solo se utilizaban en partidos nocturnos).

El grupo de jugadores de aquellos inicios. con mayor o menor  perdurabilidad en la practica, fueron Emilio Philippe (también jugador de fútbol de primera división, junto a Pascual Scotti), Santos Lenardon (arribado de su Córdoba natal en 1937), Osvaldo Casalli, Celestino y Harry Ferraris, mas algunos foráneos como Regino López de Cafferata, y visitantes de la ciudad de Rosario, con parientes de nuestra localidad. Entre las damas, Juana Aramburu de Mackey, Otilia Bertero, Elde Avalis de Poey y Delia Philippe de Lenardon, por nombrar las mas concurrentes.

La practica activa se mantuvo hasta que una decisión de la Comisión Directiva del club se resuelve utilizar ese sector del tenis para construir el salón de fiestas -inaugurado en 1960- con la premisa de implantar una nueva cancha a la brevedad. Pero ello no sucede hasta 1966 cuando recién un grupo de simpatizantes del deporte -por iniciativa propia- construye la primera cancha de las actuales y luego una segunda en años subsiguiente.

El tenis recobra vigencia y se inician niños y jóvenes de ambos sexos, contratándose profesores para su enseñanza, tales como Elias Félix Marco y Hugo Pautasso, ambos de Corral de Bustos, el chileno Allende de vasta experiencia internacional, con quien se iniciaron Daniel Sorribas -hoy aquilatado profesor de tenis en un complejo de Barcelona (España)- y Federica Haumuller, nuestra mas exitosa representante a nivel nacional e internacional, la que tuvieron continuidad con el profesor Gabriel Durante de Rosario radicado por entonces en Chañar, quien logro la mayor asistencia de niños y adolescentes al club. Por entonces -año 1987- se construía la tercer cancha a continuación de las dos anteriores, procediéndose a iluminarlas y llevando a cabo una notoria sucesión de torneos competitivos de damas y caballeros en dobles de todas las categorías.

En esa época de autentico auge, concurrían a los mismos jugadores de localidades vecinas, Corral de Bustos, Isla Verde , Monte Maíz, Camilo Aldao y Firmat. Por entonces la Sub-Comisión organiza varios encuentros festivos denominados “Noches de Brujas” en diversos locales bailables del pueblo, a fines de recaudar fondos para el mantenimiento de la actividad, logrando una aceptación muy favorable en el ámbito local y zonal. También se daban inicio a los torneos interclubes de verano que organizaban los dos clubes de Corral de Bustos.

En 1990 Chañarense -con su equipo de 3º y 4º categoría- se consagra campeón en el mes de diciembre de ese año, siendo sus integrantes José Maria Aramburu, Héctor Villa, Marcelo Aramburu, Roberto Rodríguez, Mario Villa, Juan Carlos Sánchez, Ignacio Aramburu, Oscar Boldrin, Raúl Sorribas, Walter Haumuller, Héctor García y Ernesto Lenardon.

Con posterioridad, inicia su labor de enseñanza en la Escuela de Tenis, Guillermo Fourcade de la ciudad de Firmat, quien luego se radica en Chañar Ladeado.

En Abril de 2001 se conforma la Sub-Comisión con la Presidencia de Walter Haumuller, Vicepresidente Raúl Sorribas, Secretario Ernesto Lenardon, Tesorero Autberto Huguet y Héctor Anselmo y Miguel Penillas como vocales, nombrándose a Víctor Tonini como encargado de mantenimiento y cobranza de cuotas.

Por Ernesto Lenardon